Este sitio web utiliza cookies para mejorar continuamente la experiencia de los visitantes en nuestra web. También utilizamos cookies para la utilización del sitio web y recopilar estadísticas. Si aceptas, sin cambiar la configuración, entendemos que estás de acuerdo de recibir todas las cookies de este sitio web. Sin embargo, si lo deseas, puedes cambiar la configuración de cookies en cualquier momento.

Consejos

Conducción a altas velocidades y neumáticos de carreras

04 mayo 2012

Valentino Rossi

La conducción a altas velocidades exige poseer las capacidades necesarias y disponer de los equipos y las condiciones adecuados.

Conducción a altas velocidades:
La conducción a altas velocidades es peligrosa y puede provocar accidentes en los que haya personas que sufran lesiones personales graves o incluso mortales.
  • Independientemente de las prestaciones de velocidad y manejabilidad de tu motocicleta y sus neumáticos, el control sobre esta puede perderse si se supera la velocidad máxima:
    (a) permitida por la ley; o,
    (b) admisible en función del estado del tráfico, de las condiciones meteorológicas, del vehículo o de la carretera.
  • Ningún neumático, sin importar cuál sea su diseño o índice de velocidad, ofrece unas prestaciones de velocidad ilimitadas, por lo que se podría producir un fallo repentino del neumático si se superan los límites establecidos para este.

La conducción a altas velocidades debería reservarse a profesionales entrenados y realizarse bajo condiciones controladas.

Neumáticos de carreras:
Los neumáticos diseñados para su uso exclusivo en carreras nunca deben utilizarse en los viales públicos, ya que presentan una estructura que hace que resulten muy inestables en las condiciones habituales existentes en la conducción urbana. Estos neumáticos también deben alcanzar temperaturas de funcionamiento mayores para ofrecer un rendimiento adecuado, y no es posible conseguir dichas temperaturas cumpliendo los límites de velocidad legales.

La conducción a altas velocidades exige poseer las capacidades necesarias y disponer de los equipos y las condiciones adecuados.