La ropa vieja y enseres pueden tener una segunda vida y proteger el medio ambiente. Es lo que está consiguiendo el proyecto de reciclaje «Reciclar es cosa de todos», promovido por la planta de Bridgestone en Basauri, en colaboración con la Red Social Koopera. Desde su puesta en marcha, en 2013 hasta el 2015, ya ha recogido 1.262 kilos de ropa. Una campaña que se realiza dos veces al año y que está dirigida a los trabajadores de la planta.

El punto de recogida de ropa se coloca en las inmediaciones del acceso a la planta durante seis meses, y el proyecto ha ido desarrollándose con la implicación de los empleados. "Estamos muy satisfechos porque el proyecto está teniendo buena acogida y está creciendo. Hemos sido capaces de mantener este tipo de iniciativas, lo que es ya todo un éxito. Con este proyecto demostramos que el reciclaje de ropa tiene efectos positivos en el medio ambiente y en los futuros beneficiarios de las prendas", afirma Gorka Díez, director General de Bridgestone. No en vano este año se volverá a repetir la iniciativa durante los meses de abril a junio y de octubre a diciembre.

La ropa y los complementos que se recojen se llevan a las plantas de reciclaje de la Red Social Koopera, donde se hace una seleción según su estado, material, tipología, y se clasifica según su destino : reciclaje para la producción de otros materiales o reutilización para su venta y entrega social.

Esta iniciativa se enmarca dentro de los numerosos proyectos de su política de Responsabilidad Social Corporativa que lleva a cabo el fabricante líder mundial de neumáticos y producos derivados del caucho, y que responde al firme compromiso que mantiene con la sociedad en la que desarrolla su actividad. En este sentido desarrolla acciones en diferentes campos, como el social, deportivo o medioambiental, entre otros.

Para más información a los medios: s.fernandez@theboxcomunication.com - Tfno:  635 285 602