Estudio Bridgestone: El mantenimiento salva vidas

abr. 23 2018

Imagen con vídeo de una carretera a vista de pájaro

Casi tres de cada cuatro accidentes en carretera relacionados con neumáticos se podrían evitar si los conductores realizaran sencillas revisiones, según un nuevo estudio de Bridgestone y Highways England.

Un estudio de 18 meses en el que se analizaron restos de neumáticos demostró que más de 30 personas fallecieron o sufrieron heridas graves en 2016 como consecuencia de accidentes de tráfico causados por neumáticos ilegales o defectuosos. Cerca de tres cuartas partes de los neumáticos analizados en el estudio presentaban problemas de inflado o suciedad.

Los resultados del estudio de Bridgestone y Highways England, la empresa estatal encargada de la explotación, el mantenimiento y la mejora de las principales carreteras inglesas, indican que los conductores pueden reducir la probabilidad de verse implicados en un accidente si realizan revisiones periódicas de la seguridad de sus neumáticos. “Se trata de revisiones sencillas que pueden salvar vidas”, comentó Richard Leonard de Highways England. “Este estudio confirma nuestra impresión de que los usuarios de la carretera tienen que asumir más responsabilidad y acostumbrarse a revisar la presión y la profundidad del dibujo de los neumáticos para detectar [...] suciedad en los neumáticos antes de empezar un viaje”.

La seguridad es lo primero

Durante el proyecto, los empleados de Highways England en la región de West Midlands proporcionaron más de 1000 restos de neumáticos procedentes de la carretera para que fueran analizados por un equipo técnico de Bridgestone. El análisis de 1035 segmentos de neumáticos obtenidos en las carreteras M1, M6, M40, M5 y M42 reveló que:

  • El 56 % de los neumáticos falló porque presentaba residuos de la carretera
  • El 18 % de los neumáticos falló por un inflado defectuoso
  • El 8 % de los neumáticos falló por falta de mantenimiento del vehículo
  • El 1 % de los neumáticos falló por defectos de fabricación
  • El 1 % de los neumáticos falló por un exceso de temperatura
  • El 16 % de los neumáticos no presentaba ningún problema concreto

Las principales causas de accidente fueron el mal inflado de los neumáticos y la falta de mantenimiento del vehículo, que suponen el 26 % de toda la muestra. Algunos de los resultados son particularmente alarmantes, ya que los investigadores detectaron un neumático destrozado y varias reparaciones ilegales que pueden resultar fatales a 110 km/h.

Gary Powell, el director técnico de Bridgestone que dirigió el análisis de los restos junto con el ingeniero Peter Moulding y el resto del departamento técnico de la empresa, declaró:

“Muchos de estos fallos se podrían haber evitado con programas adecuados de inspección y mantenimiento de vehículos. A la luz de estos resultados, pensamos que también se debería instalar un sistema de control de presión de los neumáticos (TPMS) en aquellos vehículos que aún no dispongan de esa tecnología, ya que ayudaría a detectar penetraciones y faltas de presión”.

Descargar el informe completo