Historias apasionantes Episodio 3: Explorando Austria

Por Fabio Verhelst

nov. 30 2018

En vista de pájaro, una persona en moto por el campo austriaco.

En una moto, no se va de A a B, sino que se flota de historia en historia. A veces se encuentra una gema en cada kilómetro. En cada curva. En cada sonrisa. En Historias apasionantes, nuestro objetivo es capturar esos momentos y compartirlos.

Al montar esta mole de acero me libero de la rutina diaria y en mi mente cabe poco más que vivir el momento.
Rik van Gerwen , Piloto de motos Bridgestone

Resumen

El episodio 3 de Historias apasionantes nos lleva a Austria. Austria, rebosante de historia y de belleza natural, es una excelente escapada para los motociclistas. Nuestro narrador, Rik van Gerwen, describe la emoción de recorrer el campo y cómo un piloto puede detectar el aroma de un pino… y quizá de un schnitzel. Al rugir su estómago, decide parar en un restaurante para conocer la cocina austriaca y así probar el famoso filete de carne empanada.

De vuelta en la carretera, van Gerwen cuenta que una moto es más que una mole de acero; es una forma de escapar de la rutina diaria de la vida y apreciar el presente. Alex también ve el acero como un escape, quizá incluso como una salvación. Alex es un soldador y artista que crea cubos de acero deconstruidos y que se sirve de su trabajo para superar la depresión y recuperar su libertad personal.

Alex invita a van Gerwen a descubrir cómo se recuperó en una visita a su estudio, donde le muestra cómo fabrica sus cubos. Al final, aprendemos que estos cubos van más allá de un proyecto de arte: son un símbolo de cómo las experiencias vitales pueden moldear a una persona, pero su libertad seguirá existiendo.

Con el corazón lleno de combustible, van Gerwen pone a prueba sus neumáticos por el campo austriaco. Aquí, las montañas pasan a ser patios de recreo, la pasión se convierte en velocidad y él será un viajero ridículamente feliz.