Historias apasionantes. The Bike Experience

feb. 08 2018

Una imagen de un participante en The Bike Experience.

Después de que le tumbasen de su Fireblade en 2003, Talan Skeels-Piggings quedó paralizado de pecho para abajo. A algunos, comprensiblemente, se les hacen difíciles estas lesiones que te cambian la vida, pero Talan se esforzó mucho para volver a montar en moto.

Ocho años después, estaba corriendo… y ganando. Con su equipo de The Bike Experience ahora enseña a otros a volver a montar, aprovechando la enorme reserva de fuerza y coraje de la que, como descubrió Talan, disponen todos.
Si alguien me hubiera preguntado hace seis meses: '¿Podrás volver a conducir una moto?', habría contestado: '¡No!' Pero ahora sé que puedo. Y si puedo conducir una moto, también puedo volar.
Dominic Shelley , Participante de Bike Experience

Transcripción

00:00 - Dominic Shelley
Cuando llegué esta mañana y vi las motos, casi me doy la vuelta y me vuelvo a casa. Me dio bastante miedo. Pensé que la primera vez que volviera a montar en moto iba a ser puro terror, pero no, simplemente me puse en marcha. Si alguien me hubiera preguntado hace seis meses: “¿Podrás volver conducir a una moto?", le habría contestado que no. Pero ahora sé que puedo: está bien, es fácil. Y si puedo conducir una moto, también puedo volar. De repente, hay todo un mundo ahí fuera para disfrutar. Por eso estoy contento: me ha devuelto la vida.

00:45 - Debby Lindsay, la mujer de Kunal “Spike” Lindsay
Durante unos siete años andamos buscando un sitio en el que ir en moto: preguntábamos en granjas y tierras de labranza, pero nadie nos dejaba y nos contestaban mal, y luego estaban los seguros y todo tipo de cosas. Nunca ha dejado atrás las ganas de montar: las tiene muy profundamente arraigadas en el corazón y en el alma. La primera vez que vinimos aquí no sabían nada de lesiones en la cabeza, algo que me sorprendió porque es un accidente muy habitual. Por ello, hemos tenido que aprender qué le hace saltar y cómo va seguro, todo lo que le permite pilotar perfectamente, y ahora es capaz de ir a un ritmo seguro y estable durante un período de tiempo concentrado.

1:28 - Kunal “Spike” Lindsay & Talan Skeels-Piggins
Vamos a ver qué tal con Daran, porque tiene una lesión de alto nivel (en el cuello) y va con ventilación. No creemos que vuelva a montar, pero lo que sí queremos es que se suba a una moto y que sienta cómo arranca. Cuando le das al acelerador y sientes la energía de la moto en tu interior. Eso es lo que hacemos a veces con personas que no pueden conducir: las subimos a la moto y pueden sentir la vida de la máquina.

2:00
En marzo de 2003, Talan salió volando de su moto y se quedó paralizado de pecho para abajo. Se esforzó mucho por volver a montar y, ocho años después, ya competía y ganaba. Con su equipo ahora enseña a otros a volver a montar, aprovechando la enorme reserva de fuerza y coraje de la que, como descubrió Talan, disponen todos. Hay ocasiones a lo largo de la temporada en que cualquier motociclista con discapacidad puede intentarlo gratis y llevarse una experiencia impagable.

2:23 - Luke Pound
Me lesioné: tuve un derrame cerebral por un accidente de moto en 2015. Ahora es la primera vez que monto en dos años. Todo depende de la confianza que tengas y a mí me faltaba toda la primera vez que vine. Es algo que me preocupaba mucho y al principio me costó un gran esfuerzo, pero ahora que he dado mis buenas vueltas en moto, he recuperado la confianza en mí mismo y ha supuesto un gran acicate. Ha sido un gran día. Además, volver a sentir esa adrenalina es algo que no sentía desde hace mucho. Es una sensación fantástica. Ahí abajo, me dolía la cara de tanto sonreír. ¿Entiendes a qué me refiero? Es que no podía parar. Es genial.

3:05 - Linda Hales, mujer de Andrew “Roo” Whiter
Cuando conocí a Roo, pensamos que no volvería a montar en moto. Ya se había rendido.

Las piernas empezaron a darme problemas a los 23 años, en la universidad. Era una afección genética que detectaron tras muchas pruebas. Sí, fue difícil. Son cosas que pasan, es la vida. Obviamente, es fácil que te deprimas. Pero, ¿sabes? Siempre hay esperanza de que alguien esté ahí para echarte una mano, como hace The Bike Experience. Obviamente, no pueden dártelo todo hecho, pero si hablas con ellos y no dejas atrás lo que te gusta, habrá una manera de que continúes. Puede que ya no sea como antes, pero eso no significa que lo que puedes hacer no sea asombroso.

Vuelven a ser motociclistas, que es lo que siempre han sido. Valió la pena solo por verle la sonrisa en la cara: le encanta. Definitivamente el Talan este está haciendo algo bueno.

4:21 - Talan Skeels-Piggins
Ahí delante solo hay un piloto, no ves a alguien con una discapacidad. Solo dices: “Ah, mira, un motociclista”. Eso es importante para la familia, pero también para el propio piloto porque se vuelve a sentir como antes.